Por Pedro Martín Sánchez

El presidente de la República, Luis Abinader, pidió perdón la noche de este miércoles a los padres de Elizabeth Muñoz, la joven cristiana evangélica muerta a tiros junto a su esposo Joel Díaz cuando regresaban de Villa Altagracia a Santo Domingo, después de participar en una actividad religiosa.

El mandatario dijo que dio garantías a los padres de la joven de su compromiso con la transformación y depuración de la Policía Nacional.

Más temprano, durante una rueda de prensa en el Palacio Nacional, el gobernante informó que también habló con el padre de Joel, a quien le dio las condolencias e indicó que recibirá toda la ayuda del Gobierno.

Abinader reiteró: “No permitiremos excesos”.

El suceso, que la Policía definió como “una confusión”, ha generado la indignación colectiva ante la acción de los agentes que accionaron sus gatillos. Estos fueron identificados como Victorino Reyes Navarro, el sargento Domingo Perdomo Reyes, los cabos Norkys Rodríguez Jiménez y Ángel de los Santos, así como también los rasos Anthony Castro Pérez y Juan Manuel Ogando Solís.

Esta tarde también, el jefe de Estado ordenó la suspensión de los uniformados y sometimiento a la justicia.

“En este Gobierno, la vida humana es sagrada y no vamos a tolerar que la violencia nazca de las propias fuerzas que deben combatirlas, dijo Abinader en el Palacio Nacional.

En las próximas horas, el Ministerio Público solicitará la imposición de medidas de coerción contra los seis policías. (Diario Libre)

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Tagged:

1 comment

  1. El señor presidente es una persona , cargada de sensibilidad humana, este homicidio deja entrever que con urgencia se necesita adiestrar mejor a nuestros cuerpos policiales ,militares y organismos de seguridad, ya que siguen con una formación de la guerra fría, y con la doctrina Trujillista en la segunda década del siglo 21. Una institución de orden publico, que debe ser garante de vidas y bienes no puede seguir siendo un peligro, para la sociedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *