Vpnoticias.com

San Francisco de Macorís.- Los familiares de un pastor evangélico que falleció en el centro clínico Materno Infantil del Nordeste denunciaron que no han podido enterrar a su pariente debido a que la clínica se niega a entregarle el cadáver por la deuda de tres millones de pesos.

Los parientes de Radames Acosta, indicaron que el cuerpo entrara en un estado de descomposición y que pese a ello el centro de salud no quiere entregarlo, negándose a esperar la respuesta del seguro y las acciones que ejecuta la Asociación de Pastores.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Tagged:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *