La tormenta tropical Elsa que actualmente afecta a Jamaica y Cuba, a su paso por República Dominicana ocasionó fuerte lluvias, ventarrones, fuertes oleajes, cierre de playas, viviendas destruidas y lamentables pérdidas humanas.

Según el reporte del Centro de Operaciones de Emergencias (COE), la primera de las víctimas mortales fue un joven de 15 años, residente en el distrito municipal Bahoruco, provincia de Barahona, quien falleció al caerle encima una pared que colapsó a causa del viento y las lluvias. En similares circunstancias se produjo el deceso de una anciana de 75 años, en Baní.

La entidad informó este domingo que, debido a los estragos provocados por el fenómeno, 15 provincias continúan en alerta verde por posibles crecidas de ríos, arroyos y cañadas, así como inundaciones repentinas o urbanas y deslizamiento de tierra. La incidencia de un sistema de alta presión comenzará a dominar las condiciones meteorológicas del país.

Las provincias en alerta son: Barahona, Monte Plata, San José de Ocoa, Monseñor Nouel, Pedernales, San Juan, San Cristóbal, Bahoruco, María Trinidad Sánchez, San Pedro de Macorís, Peravia, Duarte, Azua, Distrito Nacional y Santo Domingo.

Según el boletín del COE, unas 51 viviendas resultaron afectadas y una destruida; 260 personas fueron movilizadas; tres carreteras sufrieron daños; tres comunidades incomunicadas y diez personas albergadas.

En cuanto al sector eléctrico, unos 20 circuitos resultaron afectados y 16,001 usuarios perjudicados. En ese sentido, la empresa Edesur Dominicana informó que hasta el mediodía de este domingo había restablecido el servicio eléctrico casi a la totalidad de los clientes que fueron afectados por la tormenta Elsa.

La empresa aseguró que las brigadas continúan trabajando arduamente para restablecer el servicio al 1.3% de sus clientes restantes afectados, tras el paso del fenómeno.

También por los efectos de la tormenta Elsa 40 acueductos fueron afectados, siete de éstos parcialmente y 33 quedaron fuera de servicio, con 348,416 usuarios perjudicados.

En San José de Ocoa, debido a la crecida del Arroyo Ajuar en la comunidad de Alto Arriba, tres viviendas, resultaron anegadas. Por la crecida del río Nilo, cinco viviendas resultaron anegadas en la comunidad de Banilejo Abajo. De igual manera, por la crecida del Arroyo Comedero, diez viviendas sufrieron daños en el sector Comedero. Y por la crecida del río Nizao se encuentran parcialmente incomunicadas las comunidades de La Estrechura, Monte Negro y Quitasueño.

Mientras que, en Barahona en el municipio de Polo, dos viviendas están parcialmente afectadas. Así como en el distrito municipal de Fondo Negro una vivienda y en el municipio Enriquillo cinco, de las cuales una quedó destruida. En Elías Piña en el municipio de Los Llanos una vivienda resultó parcialmente dañada y una en Bahoruco.

Otra zona del país que se vio afectada fue San Cristóbal, donde cuatro familias en el barrio Moscú fueron trasladadas a un albergue en el Centro Comunal Manuel Montero Vargas. Y en Azua, en el municipio de Guayabal, quedaron incomunicadas las comunidades de Arroyo Corozo, la Guamal y El Recodo.

De igual manera, moradores del sector Las Playitas en el kilómetro 13 de Haina fueron afectados por el paso de Elsa tras inundarse todas las casas del lugar.

Durante un recorrido realizado por el Diario Libre por la zona se observó como el mar sacó toda la basura que este almacenaba: plásticos, desperdicios entre otros desechos fueron removidos por los mismos habitantes de la zona, quienes se quejaron por la ausencia de los organismos de socorro antes el paso de esta tormenta.

El COE descontinuó el nivel de alerta verde para las provincias Puerto Plata, Hermanas Mirabal, Santiago Rodríguez, Montecristi, Valverde, Dajabón, Samaná, La Altagracia, Independencia, Sánchez Ramírez, La Vega, La Romana, El Seibo, Hato Mayor, Santiago, Espaillat y Elías Piña.

Elsa también pasó por Cuba

La tormenta tropical Elsa comenzó a surcar los mares del suroeste de Cuba la madrugada del domingo ante la preocupación de las autoridades por las inundaciones que pudiera provocar y en medio de un rebrote del coronavirus que complica la situación sanitaria. En Cuba, más de 180.000 personas habían sido evacuadas de sus hogares en zonas bajas de la isla de manera preventiva en el oriente del país. Expertos esperaban marejadas y olas de entre cuatro y seis metros en las costas sur de la isla. Pasado el mediodía del domingo con un centro menos organizado Elsa se encontraba a unos 65 kilómetros al sureste de Cabo Cruz en Cuba, Granma, informó el Centro Nacional de Huracanes de Florida. Sus vientos sostenidos alcanzaron los 95 kilómetros por hora.

Etiquetas