El dominicano Elvys Familia, de 38 años de edad asesinado de un tiro en el pecho en un aparente crimen pasional en la cuadra donde vivía en El Bronx

Por Miguel Cruz Tejada

En un aparente crimen pasional, un hombre asesinó de un balazo en el pecho al dominicano Elvys Familia, de 38 años de edad en la cuadra de la avenida Walton y la calle 172 Este, vecindario de Mount Eden en El Bronx, la madrugada de este martes.

Familia estaba con su hermana y otros familiares y amigos compartiendo cuatro pisos más abajo del apartamento donde vivía, dijo la policía.

El dominicano estudiaba para graduarse de mecánico de autos, y era padre de una niña de 11 años y un hijo de 7, que están devastados por el asesinato de su papá.

Hasta el cierre de esta crónica la policía no había hecho ningún arresto y los investigadores estaban revisando los videos de cámaras de seguridad instaladas en la zona.

“La policía está diciendo pedazos y piezas”, añadió Miosotis de 47 años, quien crió a Elvys desde que era un niño. «Decían que estaba saliendo con una dama de allí o algo así».

Describió a su hermano como un padre que cuidaba de sus hijos.

“Están angustiados”, dijo el sobrino de la víctima Luis Familia, de 24 años, quien se reunió con otros familiares en duelo en el apartamento del cuarto piso.

«Han estado llorando por un tiempo», agregó el sobrino.

Los paramédicos encontraron a Elvys tirado en la acera fuera del edificio residencial y murió en la emergencia de la clínica comunitaria Bronx Care Health System, explica el parte policial.

La hermana dijo que su familia acababa de enterrar a la madre hace cinco meses y se reunieron para una comida al aire libre en su memoria el sábado pasado.

Un hermano de Elvys murió a principios de este año por COVID-19, informó Miosotis.

«¡Perdí a un amigo!» exclamó en español en la entrevista con el portal NY Daily News. “¡Solía ​​cuidarlo todos los días, lo llevaba a la escuela, yo lo cuidé, yo lo crié”, repetía la hermana desgajada en llanto!

Un sobrino de la víctima, Ethan Diaz, de 17 años, recordó que su tío estudiaba diligentemente para trabajar como electricista.

«Se notaba que en realidad estaba decidido, quería hacer algo en la vida», agregó Díaz. El hermano gemelo de Díaz, Evan, dijo que la víctima era un hombre carismático y sin enemigos conocidos.

“Era una persona muy extrovertida, muy cariñosa, se podía sentir su amor irradiando desde el otro lado de la habitación”, dijo Evan. «Era amigable con todos».

El canal local Bronx News 12 reseñó que la policía se mantuvo investigando en la cuadra hasta casi las 6:00 de la mañana y cercó la escena que bloqueó completamente en lo que se desarrollaba la investigación.

Etiquetas