Solo un puñado de personas sabían que las cenizas de James Doohan están a bordo de la Estación Espacial Internacional desde 2008

Las cenizas del difunto James Doohan, que interpretó al ingeniero jefe Montgomery Scott en la serie de televisión original de Star Trek, han estado a bordo de la Estación Espacial Internacional durante 12 años, y el Times de Londres tiene la fascinante historia de cómo sucedió. Doohan murió en 2005 a la edad de 85 años, y su familia quería cumplir su deseo de entrar en la ISS.

Las solicitudes oficiales para traer las cenizas de Doohan a la ISS fueron denegadas, pero Richard Garriott, uno de los primeros ciudadanos privados en viajar en la estación espacial, logró introducir de contrabando algunas de las cenizas de Doohan en el módulo Columbus de la estación espacial. Garriott dice que tomó una foto laminada de Doohan y algunas de sus cenizas y la puso debajo del piso del Columbus. No le dijo a nadie sobre el plan, solo él y la familia de Doohan lo sabían hasta ahora.

«Era completamente clandestino», dijo Garriott al Times. «Su familia estaba muy contenta de que las cenizas llegaran allí, pero todos estábamos decepcionados de no haber hablado de ello públicamente durante tanto tiempo. Ahora ha pasado suficiente tiempo como para que podamos».

No es la primera vez que las cenizas de Doohan han llegado al cielo. Una parte de sus cenizas estaban a bordo del cohete Falcon 1 de SpaceX en 2008, pero ese cohete falló minutos después del lanzamiento. Y en 2012, una urna con algunas de las cenizas de Doohan voló al espacio a bordo del SpaceX Falcon 9. Según el Times, las cenizas de Doohan han viajado unos 1.700 millones de millas a través del espacio y han orbitado la Tierra más de 70.000 veces.

El hijo de Doohan, Chris, agradeció a Garriott por contrabandear las cenizas de su difunto padre a bordo de la Estación Espacial Internacional. «Lo que hizo fue conmovedor, significó mucho para mí, mucho para mi familia y habría significado mucho para mi padre», dijo.

Años después de su muerte, Scotty todavía va audazmente… bueno, ya sabes el resto.

__

Contenido traducido de Theverge.com

Tagged:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *