El cantante urbano criollo Lírico en la Casa reveló varios episodios de violencia que vivió hace unos años con su expareja y madre de su primer hijo. “Yo primero ‘taba con la madre de mi hijo, el varón que tiene 10 años. Y yo me dejé de ella porque me pegó durísimo un día, jevi”, confesó el intérprete de “Marianela” agregando que en ese tiempo aun no era artista.

Indicó que la relación, que puede definirse como tóxica, tuvo momentos de muchas peleas y hasta de infidelidad por parte de ella, según narró.

“La mamá del hijo mío me hizo una un día… Yo trabajaba en un pica pollo, en Matancita, y estábamos pasando unas situaciones precarias y apareció un viejo, un carno (hombre), saquete e’ cuerno y de to’ y yo trabajando pelando pollo…”

Dijo que después de ahí también estuvo con alguien por la desconfianza que había entre ellos.

Luego, relató que una vez estuvo grabando un videoclip en Nagua, su ciudad natal, y él llegó tarde en la noche a la vivienda que compartían y aparentemente ella lo volvió a golpear.

Según declaró en su modo de hablar. “Llegué (a la casa) y hasta con un cubo me dio. -Esta es la hora que tú llegas- y yo le dije -pero mi amor estaba haciendo diligencias, en vuelta, si me quedo acostado con qué voy a mantenerte a ti, y después de ahí se rompió la relación, lloré mucho por ella en Santiago, pero al final ya no corría (funcionaba)”.

Alvin Yoel Abreu, nombre de pila del dembowsero de 32 años con éxitos urbanos como “Súbete” y “El motorcito” comentó que actualmente lleva seis años con su esposa actual, con la cual, asegura, nunca ha tenido problemas. Además tienen una niña en común.

El urbano abundó que cuando una persona se inicia en “el artistaje” llega la desconfianza en las parejas.

Estas declaraciones las dio en una intervención en “Alofoke radio Show” mientras el productor Santiago Matías (Alofoke) y Frederick Martínez “El Pachá” entrevistaban a los exponentes El Meloso y La Perversa, una joven pareja urbana que ha vivido una serie de controversias donde cada uno ha ejercido violencia.

En esa entrevista el pastor Marcos Yaroide los aconsejó y fue al final cuando Lírico en la Casa decidió contar su testimonio.

Caso Julio Clemente

Aunque no es común que los hombres relaten que han sido agredidos y acosados por sus parejas, el comunicador Julio Clemente decidió exponer con una serie de pruebas la situación de acoso que vivió de parte de su expareja, al punto de ponerle una decena de querellas en la Fiscalía.

Sin embargo, la justicia accionó en su contra cuando la mujer se querelló contra Clemente por supuesta amenaza de muerte.

Se recuerda que durante su detención y su posterior liberación el viernes el 27 de noviembre, los abogados de Clemente consideraron que el proceder del Ministerio Público manda un mal mensaje de que cuando es un hombre quien es víctima de abusos por parte de una mujer, no se le pone atención.

El juez José Alejandro Vargas, de la Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente, dictaminó que Clemente Báez Doñé (Julio Clemente) acuda de manera periódica al Centro de Intervención Conductual para Hombres de la Fiscalía del Distrito Nacional para recibir terapias del manejo de la ira.

Vargas también emitió orden de protección para las dos partes envueltas en el conflicto, por considerar que en esta relación existe violencia cruzada.

“Gracias por tantas muestras de apoyo en procura de que la justicia prevalezca y se imponga…. para evitar que se sigan cometiendo abusos amparados en un procedimiento “en contra de la violencia de género” que por la manera y el uso que le están dando ES EN CONTRA DEL HOMBRE”, expresó en un largo mensaje en su cuenta de Instagram @julioclementeb. (DL)

Tagged:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *