Reiteró que ante las imputaciones en su contra «hay una conspiración»

Maxy Montilla, hermano de la ex primera dama Cándida Montilla y cuñado del expresidente Danilo Medina, respondió este lunes ante las irregularidades que se le imputan por sus contratos con las empresas distribuidoras de electricidad (EDE).

Aseguró que es “falso de toda falsedad” que ganó contratos con las EDE del Norte, Sur y Este (Edenorte, Edesur, Edeeste) por tráfico de influencias, sino por los precios que ofertaba y el variado catálogo del cual disponía.

Detalló que le vendía a las empresas antes de que su cuñado Danilo Medina (2012-2016, 2016-2020) llegara a la Presidencia de la República, pero no negó que sus negocios con las EDE se duplicaron a partir de 2012, cuando Medina llegó a ser mandatario.

Sin embargo, argumentó que esto se debió “al plan de inversión que hay en las distribuidoras, que no lo decido yo”. Montilla obtuvo contratos, entre todas las EDE, por unos 13 mil millones de pesos desde el 2008 al presidente, según informó él mismo en la entrevista realizada en el programa El informe con Alicia Ortega, con la periodista del mismo nombre.

Al cuestionarle qué tienen sus empresas que las demás no podían ofertar, dijo que “muchas cosas”.

Explicó que 2009 creó una estructura en China “que nadie la tiene”. Indicó que desde ese año tiene en ese país asiático un encargado comercial, un ingeniero eléctrico y uno de logística.

“Esos tres ciudadanos chinos son los que se encargan de hacerme la estructura para yo agregar valor al sector eléctrico aquí”, dijo. Con esa estructura es que aumenta su catálogo a más de 100 productos, dándole valor agregado.

Aunque Maxy Montilla no lo mencionó ni tampoco la periodista, de ahí es que viene el mote del Gigante Asiático. En un reportaje anterior, Alicia Ortega explicó que este apodo se generó porque la mayoría de sus productos procedían de China.

“El primero que entró a China fui yo. Y después que decían que yo ganaba muchas licitaciones porque tenía tráfico de influencias, falso de toda falsedad, era que yo ganaba un paso delante que ninguno de mis competidores había hecho”, manifestó.

Su argumento ante lo que dispone la ley de que no pueden venderle al Estado los parientes por consanguinidad hasta el tercer grado o por afinidad hasta el segundo grado de los funcionarios, indicó que esto significa que él no podía hacer contratos con el Despacho de la Primera Dama, donde estaba su hermana, ni a la Presidencia, donde estaba Danilo Medina.

Aclaró que esto no se corresponde con Edeeste, la cual, durante el mandato de Medina, estuvo a cargo de Luis de León, esposo de Magalys Medina, hermana de Danilo Medina.

“Yo soy concuñado de su esposa (Magalys Medina), no de él (Luis de León)», expresó.

Reiteró que ante las imputaciones en su contra «hay una conspiración». Anteriormente, acusó a sus competidores de querer destruir su reputación empresarial.

«Al parecer yo no tengo méritos. Parece que el mérito es solamente la parte política, y yo no soy político, Alicia, yo lo que soy empresario. Si yo hubiese sido político yo hubiese estado en un ministerio en esos ocho años (de gobierno de Danilo Medina) o hubiese sido diputado, senador, tuviera gravitando en lo político. Yo no soy político. «, expresó.

__

Con información de Diario Libre

Tagged:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *