En las reuniones familiares es cada vez más patente la separación que existe entre abuelos y nietos cuando la tecnología se pone de por medio. Es habitual escuchar las quejas de los más mayores acerca que sus nietos pasan demasiado tiempo frente a una pantalla. Pero ahora se suma un ‘enemigo’ más: los altavoces inteligentes.

Los niños de seis a 11 años le hablan más a Alexa, Siri o Google Nest que a sus propios abuelos, según una encuesta de YouGov realizada en Gran Bretaña. El estudio, realizado con 1.200 niños, reveló que una cuarta parte de los encuestados hablaba con asistentes de voz todos los días, en comparación con solo uno de cada diez que hablaba a diario con su abuela o abuelo.

Tal y como recoge el Daily Mail, esta tendencia está afectando también a los padres, ya que más de un tercio (34%) de los encuestados pidió respuestas a inteligencias artificiales como Siri y Alexa en lugar de a su madre o padre.

Otro punto que destaca el estudio es el que hace referencia a los buenos modales. Según la encuesta, casi tres cuartas partes de los niños encuestados, el 73%, admitieron que no dijeron ‘por favor’ o ‘gracias’ cuando hablaron con sus altavoces inteligentes.

Los resultados de esta encuesta se conocen cuando el Reino Unido acaba de introducir nuevas regulaciones esta semana para proteger la privacidad de los niños en Internet.

Los gigantes tecnológicos ahora se enfrentan a multas de varios millones de libras si se descubre que han roto las reglas, que incluyen la personalización de anuncios para jóvenes y el seguimiento de su ubicación. La última encuesta, encargada por la firma global de comunicaciones Infobip, revela que el 61% de los niños tiene su propia tableta, mientras que el 49% tiene su propio teléfono inteligente.

20MINUTOS/JC

Etiquetas